12 de Junio. Día Mundial Contra el Trabajo Infantil

En 2002, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) proclama el 12 de junio el Día Mundial contra el Trabajo Infantil. Este día se establece con el objetivo de sensibilizar y denunciar la explotación infantil que obliga a niñas y niños a trabajar negándoles todo derecho a la educación, la salud y una vida plena que le permita su desarrollo y bienestar integral.

Este año el tema central está dado por el peligroso impacto del Covid-19 en el aumento de las cifras del Trabajo Infantil. Las repercusiones económicas, sociales y sanitarias, han dejado una huella imposible de ocultar en la vida de las personas, siendo los niños y niñas más vulnerables los más perjudicados. La ausencia de sistemas de protección social adecuados exacerba las vulnerabilidades de las familias y, por consiguiente, de sus hijos e hijas.

El trabajo infantil sigue siendo una realidad que a nivel global afecta a 152 millones de niños y niñas. Un fenómeno que perpetúa el ciclo de la desigualdad impidiendo que estos adquieran la educación necesaria para asegurarse un futuro mejor. Destacar que las niñas se encuentran en situaciones particularmente vulnerables. Según datos mundiales presentados por la OIT en el informe «Estimaciones mundiales sobre el trabajo infantil: Resultados y tendencias, 2012-2016», se estima que las niñas tienen más probabilidades de verse involucradas en formas de trabajo infantil menos visibles, como sucede en con las tareas de cuidados. A esto se le añade, que las estimaciones sobre la participación de los niños y niñas en las tareas domésticas indican que las niñas tienen muchas más probabilidades que ellos de llevar una doble carga de trabajo, ocupadas en la producción económica y en las tareas domésticas.

Sin duda, la lucha contra el trabajo infantil exige alianzas sólidas a nivel mundial, regional, nacional y comunitario. Y en esta lucha la educación tiene un papel fundamental. Como afirmaba en 2015 Kailash Satyarthi, activista indio y Premio Nobel la Paz, «No se logrará la erradicación del trabajo infantil hasta que se consiga que todos los niños y niñas tengan acceso a la educación. Son dos lados de la misma moneda».