La UNESCO publica el Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo 2020

Cada año, la UNESCO publica el Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo 2020 (Informe GEM), en cumplimiento de su mandato de supervisar el progreso en la consecución de las metas educativas en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 aprobada por las naciones Unidas en el año 2015.

El último Informe GEM publicado el pasado 23 de junio evalúa el progreso hacia el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 (ODS 4) de garantizar “una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover el aprendizaje durante toda la vida para todos” para el 2030, identificando las distintas problemáticas a las que se enfrentan los países para proporcionar una educación inclusiva, y analizando los mecanismos sociales, económicos y culturales que excluyen o ponen en riesgo de exclusión a los grupos más desprotegidos. 

Asimismo, dada la coyuntura actual que enfrenta el mundo debido a la crisis sanitaria generada por la pandemia del Covid-19, el Informe GEM 2020 resalta cómo esta problemática se ha puesto en evidencia en dicho contexto, agravando la situación de desigualdad en la que se encuentran los grupos vulnerables y desfavorecidos. Entre los datos relevantes que muestra este informe, se advierte que las respuestas a la crisis del Covid-19, que afectó a 1.600 millones de estudiantes, no han prestado suficiente atención a la inclusión de todos los estudiantes. Alrededor del 40% de los países de ingresos bajos y medianos-bajos no han adoptado ninguna medida para apoyar a los estudiantes en riesgo de exclusión durante la crisis.

Por otro lado, el citado informe señala que los resultados de la inclusión en la educación pueden ser difíciles de definir, pero son reales y no ilusorios. Además, nos recuerda que “la educación inclusiva debe basarse en el diálogo, la participación y la apertura. Si bien los encargados de la formulación de políticas y los educadores no deben descartar el ideal de inclusión a largo plazo, desviarse de él ni hacer concesiones, tampoco deben pasar por alto las necesidades y preferencias de las personas concernidas” y que «la inclusión es un imperativo moral. Debatir acerca de los beneficios de la educación inclusiva es como debatir acerca de los beneficios de los derechos humanos, pues la inclusión es una condición indispensable para construir sociedades sostenibles. Es una condición indispensable para la educación en y para una democracia basada en la justicia y la equidad”. 

En esa línea, este informe define las prácticas en materia de leyes y políticas; gobernanza y finanzas; planes de estudio, manuales y evaluaciones; formación profesional y capacitación docente; gestión e infraestructura escolar; e interacción de los alumnos, padres y comunidades con la escuela, que pueden conducir el proceso hacia la inclusión educativa. Igualmente, formula recomendaciones, tomando en cuenta las raíces profundas de los obstáculos y el amplio alcance de los problemas relacionados con la inclusión, que ponen en entredicho las posibilidades de alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030.