5 de Junio. Día Mundial del Medio Ambiente

El Día Mundial del Medio Ambiente fue establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1972 coincidiendo con la primera cumbre mundial sobre medio ambiente: la Conferencia de Estocolmo sobre el Medio Ambiente Humano.

El Día Mundial del Medio Ambiente es considerado una instancia trascendental para instar a las personas, las comunidades y los gobiernos de todo el mundo a tomar medidas sobre los desafíos ambientales más urgentes que enfrenta el planeta. Por ello, cada año hay un país anfitrión y un tema central, en 2020 el tema es la biodiversidad y el país Colombia.

Coincide la temática de biodiversidad precisamente con la crisis del Covid-19 que nos hace tomar conciencia de hasta qué punto la degradación del Medio Ambiente y la pérdida de la biodiversidad terrestre nos hace más vulnerables y amenaza no solo nuestra salud sino también nuestra supervivencia como especie.

La biodiversidad es la variedad de especies vegetales y animales que viven en un espacio determinado. Actualmente hay aproximadamente ocho millones de especies en la tierra, viviendo cada una en un ecosistema único. Cada miembro de esta categoría juega un papel fundamental en el equilibro natural. En este sentido, resulta evidente que en un mundo donde no se respeta la existencia de múltiples seres vivos que conforman el entorno humano y permiten la subsistencia, estaremos condenados a la pobreza y desigualdad, entendiendo que la biodiversidad es la base de toda la vida en la tierra, y sin ella, la salud humana queda comprometida. La pérdida de biodiversidad puede tener graves consecuencias para la humanidad si no se toma verdadera consciencia de su trascendencia.

En relación a ello, el filósofo Enrique Dussel (2020) reflexiona sobre ello, poniendo como ejemplo una interesante metáfora:

“El ajedrez en un juego en el que en algún momento final un Peón puede decir ‘Jaque al rey’ y si el rey no sabe moverse se convierte en un ‘Jaque mate’. Estamos ante un momento en que la Naturaleza le ha dicho ‘Jaque’ a la Modernidad y esta va a tener que responder. Es posible que esta quiera responder escapándose de alguna manera secundaria, pero volverá hasta que sea ‘Jaque Mate’ sino se resuelve toda la partida de nuevo y desde el comienzo» (entrevista completa)

Sin duda, la Educación para la Justicia Social y Ambiental juegan un papel fundamental en este cambio social urgente. Es esencial, que como señala Gadotti (2005), que la educación conlleve una filosofía educativa enfocada tanto en lo local como lo global, respetando ambos contextos a través de la cooperación la solidaridad, la economía solidaria y una vida sostenible con el mundo.