12 de mayo. Día Internacional de la Enfermería

Este día se celebra con el objetivo de rendir homenaje a una profesión tan esencial para la humanidad, conmemorando a su vez el nacimiento, hace más de 200 años, de quien sería consideraba como la primera enfermera profesional de la historia, Florence Nightingale.

La enfermería, consolidada a base de la dedicación, la reivindicación y la lucha principalmente de mujeres, es hoy una ciencia aplicada que no sólo constituye una de las principales ramas de las ciencias sanitarias, sino también la base de sistemas de salud alrededor del mundo. Una profesión que funciona en base a evidencias científicas para el cuidado y la mejora de la salud de nuestros ciudadanos.

Con las trágicas semanas que se han vivido en diversos países por la crisis sanitaria actual, los cuerpos de enfermeros y enfermeras han demostrado con el desempeño de su profesión, el servicio tan esencial que prestan a la sociedad en tanto que su trabajo vela por el derecho a la salud. Sin embargo, ante la adversidad del contexto que se vive, han surgido discursos en política y medios de comunicación haciendo referencia a la heroicidad de los y las enfermeras. Algo a lo que muchos sanitarios han respondido como «su trabajo», el cual requiere más que palabras bonitas.

En esta línea, se reivindican condiciones dignas para el desempeño de la profesión y en donde, bajo situación de crisis como la actual, no se ponga en riesgo sus vidas por falta de equipos de protección, algo que tristemente lleva sucediendo en la mayoría de países con más número de contagios. En un día como este se reivindica una profesión que, por su consolidación a través de la lucha por derechos laborales y el tan valioso aporte a la humanidad, contribuye no sólo al cuidado y mejora de nuestra salud sino también a la protección y promoción de los derechos humanos más fundamentales.